Archivos

Revista de la limpieza CLEANMAGAZINE
¿Cómo limpiar las alfombras y moquetas?

¿Cómo limpiar las alfombras y moquetas?

- ⏱ 3 Minutos de lectura -

Cómo limpiar tu alfombra

De cara al verano es el momento en el que nos proponemos ese cambio de ambiente que conseguimos simplemente con limpieza, retirada, sustitución, renovación, o lo que se nos ocurra, de los objetos y piezas decorativas y de confort que tenemos en el hogar, dando tonos más ligeros, texturas más frescas, linos sobre sofás, cojines claros, colchas de algodón e hilo y la limpieza de alfombras etc.

En cuanto a esta última tarea, diremos que es muy necesaria puesto que han estado toda la temporada sirviendo de cálida base a nuestros pies, atrapando el polvo y el calor del hogar que, sin la alfombra, se dispersa por completo. Si tenéis la posibilidad de comprobarlo, hacedlo, es ciertamente sorprendente el activo tan importante que son unas buenas alfombras en la termorregulación de nuestro hogar.

Limpiar alfombras y moquetas es una operación muy parecida, teniendo en cuenta que las moquetas son de fibras sintéticas y derivados del polietileno, por lo que se limpian con cualquier producto sin problemas, su limpieza es más fácil. Sin descuidar su mantenimiento semanal o diario, depende del uso que se les de, con aspiradora a la potencia adecuada y con su cepillo en la posición de limpieza de alfombras, y con filtro anti ácaros a ser posible. Una buena limpieza semanal de las alfombras equivale a un plus de salud por la eliminación de ácaros, y consecuentemente evitando alergias y otras molestias.

Cómo limpiar tu alfombra


Limpiar la alfombra para eliminar la grasa

– Si se ha caído grasa sobre la alfombra o productos grasientos como restos de alimentos, se pueden retirar con una bayeta de microfibra, aplicando agua jabonosa o directamente un quitamanchas en seco, puede ser en spray.

– Si ha caído cera, una vez solidificada se retiran en trozos y si queda algún resto de grasa se procede como hemos indicado anteriormente.

– Otros materiales como barro o arena mojada, se retiran cuando están secos aspirando normalmente. De igual forma se actúa con las moquetas.

Para una limpieza a fondo, al final de la temporada, se puede o bien solicitar los servicios de una empresa externa que se lleva la alfombra y la trae cuando está limpia y perfecta, usando tratamientos anti bactericidas y anti ácaros, aunque esto requiere un coste por metro de la alfombra que puede resultar caro si la alfombra es grande.

Si dispones de una máquina de vapor, la limpieza de alfombras y moquetas la realizaremos nosotros mismos de forma casi profesional y quedarán impecables y muy saludables.

Ten en cuenta que las alfombras de lana o del tipo que sea, no es necesario quitarlas ni guardarlas en los meses de verano, puesto que son termorreguladores naturales, dan calor en invierno y frescas en verano. Se deben limpiar por comienzo de temporada, pero no las retires ya que darán un agradable frescor a tus pies en los meses más calurosos.

Lo mejor es no manchar, o manchar lo menos posible, siendo cuidadosos, para que nuestras alfombras y moquetas siempre estén perfectas. Si optamos por guardar las alfombras de lana, o sintéticas, en temporada de verano, se deberán enrollar, nunca doblar, y colocarles unas bolas antipolillas. Deberán guardarse en lugar fresco y seco.


Cómo limpiar alfombras y moquetas

Mantener limpias las alfombras y moquetas: Aspira regularmente, invierte en una buena aspiradora que llegue hasta las fibras de los revestimientos del suelo, especialmente si tiene alfombras de lana o vive con perros y gatos. Aspirar regularmente mantendrá los suelos frescos y con buen olor.

Proteja las áreas de alto tráfico: Si tu suelo llega hasta la puerta de entrada, la cocina u otras zonas de la casa con mucho tránsito, considera la posibilidad de proteger estas zonas de tu casa con alfombras o protectores de plástico para moquetas. De este modo, no tendrás que esforzarte por limpiar la grava , arena y polvo.

Limpia inmediatamente cualquier derrame en las alfombras: Será más difícil eliminar las manchas si las deja secar y penetrar en las fibras. Si puedes limpiar inmediatamente después del incidente, te ahorrarás mucho tiempo después. Utiliza un paño limpio o una toalla de papel para secar el derrame, luego espolvorea la zona con bicarbonato de sodio y déjalo durante 15 minutos. Aspirar la zona cuando esté completamente seca. Si se ha derramado vino o algún líquido coloreado, añada un poco de agua con gas antes de extender el bicarbonato.

Utiliza técnicas adecuadas para eliminar las manchas más antiguas: A veces es imposible eliminar una mancha de inmediato. Si te enfrentas a una vieja mancha de vino o café, no pierdas los nervios, la mayoría de las alfombras y moquetas están tratadas químicamente para resistir la incrustación de las manchas, por lo que no son muy difíciles de eliminar. Utiliza una botella de spray llena de vinagre y rocía ligeramente la zona a tratar, luego límpiala con un paño. Para manchas más profundas, rocía cantidades generosas de vinagre blanco o limpiador de alfombras, espolvorea con bicarbonato de sodio y aspira la zona tratada cuando el bicarbonato se haya secado.

4.8/5 - (21 votos)
Revista de la limpieza CLEANMAGAZINE