Archivos

Revista de la limpieza CLEANMAGAZINE
Limpieza eficaz de alfombras y moquetas

¿Cómo limpiar alfombras y moquetas?

- ⏱ 3 Minutos de lectura -

Limpieza para todo tipo de moquetas y alfombras

Las alfombras son un elemento decorativo de gran practicidad, visten nuestros espacios y aportan un toque de calor durante los meses más fríos. Sea cual sea el tipo de textil con el que estén fabricadas, merecen que le des una atención adecuada y un correcto mantenimiento para lucir espectaculares durante todo el año.

Limpieza para todo tipo de moquetas y alfombras

Más allá de una cuestión de estética, las alfombras y moquetas deben mantenerse limpias por razones de salud, sobre todo para alejar a los ácaros o cualquier focos de alergias molestas. Su mantenimiento y cuidado muchas veces no resulta una tarea fácil, más aún si son de grandes dimensiones o si están elaboradas con materiales más delicados.

Las empresas especialistas en limpieza de alfombras en Madrid, son la opción más confiable si estás buscando un aliado en el cuidado de tus alfombras y moquetas.

Sabemos que a pesar del toque decorativo que aportan las alfombras y moquetas, tienen el gran inconveniente de que acumulan suciedad y polvo, además de que con el paso del tiempo, derrames de líquidos y alimentos, pueden convertirse en un foco de bacterias y un verdadero dolor de cabeza si no sabes qué productos y técnicas debes aplicar.

Las empresas de limpieza profesionales utilizan muchos métodos de limpieza adaptados a tus necesidades como: rotativa o champuneadora, se utiliza un compresor de espuma seca y un sistema de inyección/extracción, acompañados con tratamientos higiénicos antibacterianos y detergentes neutros que permiten aspirar restos de todo tipo en cualquier superficie textil.

Las empresas de limpieza de alfombras están a la vanguardia en cuanto a técnicas de limpieza, y los equipos que conforman los profesionales especializados hacen uso de los mejores productos del mercado y de máquinas de última generación para garantizar un resultado de calidad e impecable en tan sólo unas horas.

Las  empresas de limpieza ofrecen la facilidad y comodidad de encargarse desde el primer momento de todas las gestiones en cuanto a la limpieza de alfombras en empresas y oficinas, ofreciendo un trabajo garantizado en la eliminación de manchas y la extracción de suciedad en lugares complicados. Tú sólo disfrutarás del beneficio de gozar con un espacio de trabajo sano e higiénico, lo cual repercute en la buena imagen de tu empresa.

Tras la limpieza profesional, es fundamental seguir ciertas pautas de mantenimiento para conservar por más tiempo una imagen impecable de tus alfombras, entre ellas mencionamos:

  • Aspirar de forma regular, por lo menos una vez al mes.
  • En caso de derrames, actuar lo más rápido posible para evitar la aparición de manchas.
  • Realizar una limpieza a fondo una vez al año.

Los trabajos deben ser realizados bajo las más estrictas normas de profesionalidad garantizando la eficiencia y la calidad de cada intervención que se ejecute. Esto hace que cada día sean más los clientes que depositan su confianza en empresas de limpieza.


Descubre cómo limpiar eficazmente tu moqueta y alfombra con nuestras técnicas de limpieza

¿Qué productos se debe utilizar para limpiar eficazmente tu moqueta, alfombra o revestimiento de suelo? Estos son nuestros consejos para la limpieza y el mantenimiento de tu revestimiento de suelo:

¿Con qué frecuencia debes limpiar tu moqueta de interior?

Si quieres aumentar la vida útil de tus alfombras decorativas, es necesario mantenerlas con regularidad. Las alfombras y moquetas deben limpiarse al menos una vez al año, pero preferiblemente cada 3 meses. Dependiendo del uso y de la ubicación de la alfombra, deben limpiarse con mayor o menor frecuencia.

Las alfombras del salón, el comedor o el pasillo se ensucian más rápidamente porque se camina sobre ellas con más frecuencia. Además, son verdaderos nidos para los microbios y los ácaros del polvo. Te aconsejamos que aspires varias veces a la semana para evitar que el polvo y la suciedad se incrusten en la fibra de tu alfombra. Para duplicar la eficacia, aspira la suciedad.


¿Qué productos debes utilizar en una alfombra sucia o manchada?

Si quieres mantener el buen aspecto de tu alfombra o moqueta, debes lavarla regularmente con los productos adecuados. A continuación te explicamos los diferentes métodos de cuidado de alfombras y moquetas:

– Cómo eliminar una mancha de comida o grasa: Si acabas de ensuciar tu alfombra, puedes utilizar diferentes productos en función del origen de la suciedad para eliminarla. El vinagre blanco, por ejemplo, es un aliado indispensable en el hogar y será muy eficaz contra las manchas de comida. Para este tipo de manchas, el agua con gas y el bicarbonato de sodio también funcionan. Por último, para las manchas de grasa, puedes utilizar detergente líquido.

– Lava una alfombra con agua con vinagre: Si buscas una solución natural, puedes lavar el revestimiento del suelo con una esponja y agua jabonosa. A continuación, utiliza agua con vinagre para enjuagarlo.

– Limpieza con amoníaco para los revestimientos de suelo de color claro: Para los revestimientos de suelo y las alfombras de color claro, utiliza un poco de amoníaco diluido en agua jabonosa y frota la alfombra con un paño o una esponja empapada en la mezcla. Deja que la solución se absorba y aclara con un paño humedecido con agua tibia. A continuación, seca con otro paño seco.

– Utiliza champú: Los champús para alfombras y moquetas son productos de eficacia probada. Estas prácticas máquinas lanzan agua caliente para lavar el suelo y luego aspiran la suciedad. Limpiarán a fondo tu suelo para eliminar las manchas y la suciedad en un solo paso.


¿Cómo puedes saber cuándo tienes que sustituir tu moqueta?

A pesar del mantenimiento regular, el desgaste hace que a veces sea necesario cambiar el revestimiento del suelo o comprar una alfombra nueva.

En general, un revestimiento de suelo debe sustituirse cada 5 o 15 años. Si tu alfombra tiene abolladuras o está descascarillada, probablemente sea el momento de cambiarla. Comprueba también si la fibra de la alfombra está desgastada, aplastada o enmarañada. Si las juntas están dañadas y deshilachadas, significa que la instalación se hizo mal y que el suelo debe ser sustituido.

Por último, si acabas de limpiar tu alfombra o moqueta y huele mal, también es aconsejable cambiarla.

4.8/5 - (23 votos)
Revista de la limpieza CLEANMAGAZINE